Estoy matriculado/a en un curso online, ¿ y ahora qué?

Por Anja-Lena Bornkessel.Cada vez son más las personas que por interés personal o por cuestiones laborales realizamos formación online. Si bien la posibilidad de realizarla desde la casa o el…
Por Anja-Lena Bornkessel.

Cada vez son más las personas que por interés personal o por cuestiones laborales realizamos formación online. Si bien la posibilidad de realizarla desde la casa o el trabajo así como la flexibilidad temporal son sus principales ventajas, es cierto que a menudo no le sacamos el máximo provecho.

Vamos a comenzar con los requisitos previos para continuar con los recursos que nos ofrece un aula virtual.

Para afrontar este tipo de formación en primer lugar necesito un ordenador o Tablet así como una buena conexión a internet. Acceder desde un móvil resta mucha calidad y será de poco agrado para mi vista.

Por otro lado tengo que tener cierta autodisciplina para gestionar el tiempo de conexión y trabajo en la plataforma. Ponerme un horario puede ser buena idea, pero sobre todo establecer retos semanales en función de los contenidos del curso. Así consigo llevarlo al día pero mantengo flexibilidad en cuanto a las horas de conexión. Disponer de un espacio adecuado y tranquilo también resulta fundamental para aprovechar al máximo los ratos dedicados.

¿Qué me ofrece la plataforma?

Casi todas las plataformas ofrecen contenido multimedia, actividades y material en pdf.

En el contenido multimedia aprendo de manera amena e interactiva el contenido del curso para luego aplicarlo en actividades. Ir tomando notas durante su visualización es clave para organizar y asimilar la información. A menudo también se ofrece una versión imprimible en pdf, una buena forma de guardar los contenidos para revisar en futuras ocasiones o para aquellos/as que nos encanta un apunte, una anotación y un subrayado ;)

Ahora bien… todo esto es muy autónomo, y gran parte del aprendizaje se basa en lo social, el grupo y lo colaborativo.  No dudemos en contactar con nuestros/as docentes las veces que haga falta. Ese es su trabajo y agradecerán tener alumnado implicado e interesado. Y luego están los foros, esos grandes espacios de aprendizaje a menudo olvidados.  Es a través de los foros donde podemos intercambiar información con nuestros/as compañeros/as, debatir acerca de los contenidos y obtener recursos adicionales de interés, actualizados y personalizados. Aprovechar este espacio es clave para convertir el aprendizaje en una experiencia social y compartida y que deje de ser una pasiva asimilación de contenidos con el único fin de cumplir unos requisitos y obtener un diploma.

Ya que realizamos formación online, por decisión propia o requisitos laborales, ¿por qué no sacarle el máximo provecho y convertirlo en una experiencia realmente enriquecedora?

Deja un comentario