El Departamento de Formación, un engranaje perfecto

El Departamento de Formación, un engranaje perfectoLas personas son el secreto del éxito de las empresas y la Escuela Superior de Formación y Cualificación (Esfocc) no es una excepción. El…

El Departamento de Formación, un engranaje perfecto

Las personas son el secreto del éxito de las empresas y la Escuela Superior de Formación y Cualificación (Esfocc) no es una excepción. El equipo de Formación, que coordina Iván Cabrera, funciona como un engranaje perfecto que ha hecho posible que, en apenas cuatro años, Esfocc se haya consolidado y crecido en un sector con mucha competencia. La estrategia ha sido sencilla: calidad, rigor y adaptarse a las necesidades de los clientes, además de disponer del profesorado mejor cualificado para cada caso. Shirley González, responsable de formación presencial; Javier Arocha, que lleva formación online; Amanda Benítez, que gestiona la formación bonificada; Margarita Mitkova, coordinadora de docentes, y Susana Doménech, responsable de la formación subvencionada, son los eslabones que hacen que las cosas funcionen.

Esfocc lleva formación a toda Canarias y, como la mayor parte de sus clientes son cadenas hoteleras, también la ha impartido en Cabo Verde, Azores, Madeira y Santo Domingo. Más de 12.000 alumnos han realizado sus cursos, gracias a un grupo de profesorado estable, al que se suman puntualmente otros docentes para especialidades concretas. En total, más de 125 personas vinculadas con esta joven y exitosa empresa.  

IMG_3171c_br

Según Iván Cabrera, que también gestiona las plataformas de teleformación, el crecimiento de Esfocc se explica simplemente por su oferta a la carta, que atiende las necesidades específicas de los clientes. Para atender a la demanda creciente de sus servicios, la Escuela cuenta con instalaciones en La Laguna, Las Chafiras y Las Palmas de Gran Canaria.

Esta flexibilidad es lo que les ha permitido tener una amplia cartera de empresas que confían en ellos para que realicen su formación bonificada. Esfocc se adapta completamente a los horarios de las compañías e imparten docencia tanto en sus propias dependencias como en las de sus clientes, puesto que “muchas empresas prefieren concentrar la formación en días determinados en sus propias instalaciones”.  Los departamentos de recursos humanos de cada empresa realizan una programación anual de la formación que necesita o debe impartir a sus trabajadores y, a partir de ahí, “se hacen los grupos, se busca el profesorado y se concreta el calendario”, explica Cabrera.

Teleformación

Por otra parte, Esfocc dispone de un amplio catálogo de teleformación. “Lo hacemos a través de una nueva plataforma 3.0, muy cómoda y visualmente muy atractiva, a la que se puede acceder desde el ordenador y también con el móvil o una táblet. De esta forma, los alumnos pueden seguir los cursos, “generalmente realizados por nosotros mismos o adaptados por nosotros”, como y cuando quieran. De hecho, la Escuela también atiende las demandas y si se le solicita algún curso concreto lo incorpora al catálogo.

Pese a que el 70% de la formación que le demandan a Esfocc es fundamentalmente presencial, lo cierto es que están aumentando las solicitudes de teleformación y también la mixta, en la que los alumnos siguen un curso por internet que se complementa con clases magistrales presenciales.

“Los alumnos pueden seguir los cursos a través de una plataforma 3.0 muy cómoda y visualmente muy atractiva, a la que se puede acceder desde el ordenador y también con el móvil o una táblet”

La formación subvencionada es una nueva oferta de Esfocc, que desde 2015 está homologada para ello, lo que requiere presentarse a la oferta pública y todos sus requisitos, para lo que hemos invertido en nuestras instalaciones para adaptarnos a las exigencias de esas convocatorias. Según Cabrera, esta nueva oferta se completa con las líneas de negocio de la empresa, puesto que se forma al desempleado y se complementa con la colocación en las empresas.

 Finalmente, la Escuela también realiza cursos en abierto para trabajadores y desempleados que quieren formarse. Estos dependen de la demanda y se programan cada mes en función de las solicitudes.

Una aplicación propia para la gestión

“Entre las grandes empresas está teniendo una gran aceptación la transparencia que ofrece Esfocc a través de su aplicación”

La empresa está desarrollando una aplicación para gestionar el gran volumen de información que generan los más de 12.000 alumnos que. Desde 2013, están trabajando en esta aplicación propia que genera los listados, los diplomas, información a los profesores, gestión de proveedores, etc. “Esta aplicación nos permite dar acceso a los clientes a esa formación, de tal manera que las empresas puedan tener a tiempo real información de cómo estamos gestionando su formación”, indica. Es decir, Esfocc ofrece transparencia a las empresas que le confían su formación, de tal manera que pueden ver los trabajadores que han acudido a la formación o no, los créditos que tienen y toda la información que les concierne. “Esto está teniendo mucha aceptación sobre todo en las grandes empresas”, concluye.

Un artículo de Cándida Carballo para ESFOCC

Share on LinkedInShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario